El negocio de la compra/venta de seguidores en redes sociales

Publicado por en  Redes sociales
  • Visitas: 2267
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones

El negocio de la compra venta de seguidoresNunca fue sencillo calcular con exactitud el éxito, puesto que es un concepto a todas luces subjetivo y aparentemente inconmensurable. No obstante los nuevos tiempos han acercado un indicador cuantitativo que, aunque su legitimidad como tal no soportaría un análisis demasiado exhaustivo, es utilizado superficialmente como estimativo de éxito: los seguidores en las redes sociales. Si bien puede parecer una futilidad cuánta gente lo “sigue” a un usuario en Twitter (por ejemplo) la gente toma ese numerito como índice de popularidad, y a ésta como sinónimo de éxito.

La sensación que surge de esta realidad social suele ser una mezcla entre escepticismo y negación, pero de nada sirve argumentar en su contra: esto es así. Y la prueba del peso que se le da a un factor en apariencia tan vacuo es que la venta de seguidores en redes sociales ya es una actividad comercial.

En los últimos años han surgido varias empresas y páginas web dedicadas a desarrollar diversas tácticas para ofrecer al usuario dispuesto a contratarles un servicio de consecución de seguidores en grandes cantidades y cortos períodos de tiempo. Estas prácticas, debido a su reciente aparición prácticamente, no están reguladas (aunque las normativas de las diferentes redes sociales van actualizandose conforme surgen este tipo de situaciones), por lo que caminan por los vacíos legales de un mundo que crece a velocidades inusitadas. No obstante, aunque la ley no les alcance, ya hay quienes juzgan la legitimidad ética de las mencionadas tácticas, que muchos consideran “spam”.

Tanto los precios como el tiempo que conllevan estos servicios dependen de la cantidad de seguidores que se pretenda conseguir. “Comprar” entre 500 y 1000 seguidores le saldrá al usuario entre 17 y 27 dólares americanos y el tiempo de espera irá de una semana a diez días, mientras que adquirir entre 5.000 y 10.000 seguidores puede costarle entre 67 y 97 dólares con un tiempo de espera de dos a tres semanas.

Dejando los análisis “éticos” de lado se puede observar el fenómeno desde la veta comercial, y es que una compañía con más seguidores puede hacer impactar un mensaje publicitario en una mayor cantidad de personas, en este caso (y desde los parámetros del marketing) la compra de seguidores es una inversión publicitaria entendible y sobre todo barata. Tanto así que se deja de lado la tendencia que venía denotando el mercado hacia la ultra-segmentación apostando ahora por una masividad brutal casi a ciegas (ya que el servicio no permite apuntar a seguidores del grupo objetivo de la empresa), algo así como cazar venados con una granada.

Si es negocio o no, si es un indicio fidedigno de popularidad para una persona física o no, son temas a debatir largo y tendido, pero que la venta de seguidores ya es una actividad comercial real es un tema que no se puede discutir.

El caso de Silvio Berlusconi y su compra de seguidores en Twitter

0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Martes, 25 Julio 2017